APROBADA Y PUBLICADA LA LEY CATALANA

El Parlament de Cataluña aprobó el pasado 28 de junio de 2017, la Ley 13/2017, de 6 de julio, de asociaciones de personas consumidores de cannabis (Publicada en el DOGC núm. 7411 de 13 de Julio de 2017 y BOE núm. 187 de 07 de Agosto de 2017) y que entró en vigor el 14 de julio de 2017. En consecuencia destacamos los aspectos más destacados de su contenido:

La Ley no solo tiene como objeto regular las asociaciones de consumidores de cánnabis y sus clubs, sino que además entra a regular todas las actividades que realizan, derechos y deberes de sus asociados y los mecanismos de control e inspección de sus actividades. Asimismo le da a los entes municipales los criterios para la autorización de sus actividades.

 Destaca la inclusión del concepto “autoabastecimiento”, entendido como “ las actuaciones que lleva a cabo una asociación destinadas a la producción por medio del cultivo y el procesamiento del cánnabis, al transporte y a la distribución del cánnabis de manera exclusiva para el consumo individual e intransferible de sus asociados y siempre dentro del ámbito de la asociación”. Cada asociado no puede sobrepasar los 60 gramos mensuales, que serán 20 gramos mensuales si tienen entre 18 y 21 años. Hay una carencia de 15 días desde la inscripción en el programa de autoabastecimiento. Estas cantidades se pueden aumentar si el consumo es terapéutico.

 Se elimina la necesidad de aval para el ingreso de un socio, mayor de edad, que decida consumir cánnabis por necesidades terapéuticas debidamente justificadas.

 Se establece la prohibición de transmitir la condición de asociado.

 Se establece la obligación a la asociación de llevanza de un libro de registro de autoabastecimiento (libro de asociados inscritos en el programa de autoabastecimiento + Libro de producción + Libro de transporte + Libro de distribución).

 Para el cultivo de la asociación se exige un informe técnico pericial de cada cultivo realizado por un ingeniero agrónomo. La producción anual del cultivo de autoabastecimiento no puede ser superior a 150 quilos de unidades florecidas en seco.

 El transporte del cánnabis no se puede realizar en medios de transporte colectivos.

 La distribución se debe realizar siempre dentro del ámbito de la asociación y los asociados no pueden transmitir a terceras personas el cánnabis obtenido en la asociación.

 Se prohíbe el consumo, en el interior de los clubs, de otras drogas, bebidas alcohólicas y productos alimentarios que contengan cánnabis

 Las personas que manipulen y dispensen el cánnabis deben tener la formación necesaria y continuada que se establecerá por reglamento.

 Las ordenanzas municipales no pueden contradecir esta Ley.

 La Ley prevé la creación de un Reglamento de desarrollo (en 12 meses y que establecerá cuestiones como cantidades máximas de cánnabis a retirar de una sola vez, parámetros medioambientales, distancias y limitaciones horarias, etc.

 Se estable un periodo transitorio de 1 año (desde la entrada en vigor de la Ley) para que las asociaciones existentes antes de esta Ley se adapten a la misma, si no lo hacen se considerará infracción muy grave.

Somos del parecer que el Gobierno impugnará la Ley ante el Tribunal Constitucional. En cualquier caso, desde que la ley entre en vigor y hasta que el Tribunal Constitucional decrete su suspensión, todas las actuaciones realizadas, conforme a la Ley, por las asociaciones estarán amparadas por la legalidad de la misma.